El taitantos cumpleaños de la segunda generación

Hoy estamos de celebración, queremos compartirlo con vosotros. A ver como explicamos en pocas palabras lo que queremos trasmitir. Una vida dedicada en cuerpo y alma a un proyecto. Un aprendizaje diario. Una sabiduría de maestro. Y una vez más sentimientos encontrados. Un pequeño viaje en el tiempo. Nos retomamos, 82 años, Crespos, un matrimonio con aspiraciones y un proyecto entre las manos. Y desde ahí, un valor y orgullo que pasa a un segundo nivel. Tras un proyecto creado. Unas segundas manos que lo atrapan. Lo que profesionalmente se entiende como una segunda generación. Y la tradición continúa, especialistas por tradición. Así comenzamos. Imagen1 Y pensar que sin él no hubiese existido ni una tercera, ni una posible cuarta. Y lo que empezó  como un “juego”. Termino siendo su vida. Dedicación, entrega e identidad propia. Hormiguitas, jerárquicamente ordenadas en fila india, que recopilan todo lo necesario para subsistir el frío invierno en su cueva. Él siempre el primero, como la hormiga reina, en la sombra, pero el primero. Lo que realmente se valora, la entrega y el gusto por lo que se hace. Que cada hormiga sienta “amor por su trabajo”. La entrega de una familia, que generación tras generación, pone el máximo esfuerzo basado en la tradición. Hoy, 28 de marzo. Don Jacinto Blázquez Martín. Gracias por tu sabiduría y FELICIDADES. Imagen2   El nos enseña desde principio a fin a admirar la dedicación que sentimos en lo que hacemos. Producir los mejores jamones, la importante dedicación en lo que haces, amar tu trabajo. Estas, algunas de sus enseñanzas, que guardamos en la cueva. #felicidadesJacintoBlazquez LA SEGUNDA GENERACIÓN, la que consiguió el mantenimiento y la continuidad. Imagen3

Anuncios