La huida y el rescate. Montanera 2016…

Hola. Os saludo, que hace mucho tiempo que no me dejaba caer por aquí. Después de saludaros pido disculpas, porque no es de recibo la larga espera, y tras las disculpas, una promesa de no volver al abandono.

 

montanera2016_1

Montanera 2016. Salamanca.

 

Cargada , me pongo al lío. La carga de bellotas de esta montanera promete. Dentro de unos años podremos verificarlo, hasta entonces, solo nos quedan las anécdotas que contar de una montanera peculiar. 2015-2016. Os cuento…

La pasada semana, mientras me sumergía en un estudio pormenorizado de una de las dehesas y comprobaba el verde del campo tras las lluvias que han acompañado al mes de enero, mientras aprendía cosas que no vienen a cuento contar, y durante mi momento “empatizable” con los cerdos , oí un grito, que me alertaba de la huida.

Es increíble la astucia de estos animales. Os asombraría si os cuento , que él esperó a que me despistara, sigilosamente se acercó a la puerta y con un sutil movimiento con su poderoso hocico, abrió la portera y vio por delante su “momento”. Justamente el contrario al “momentoBlazquez”. Tras esto, una carrera, un acorralamiento, y llegó el rescate.

Me hubiera encantado deleitaros con el vídeo del momento, acompañándolo de un aperitivo de jamón admiración y un buen vino. Carezco de vídeo, estas fotos son lo único que tengo, aparte de  lo grabado en mi mente. Las comparto!

 

Making off Video 22-11-13 (17)

 

Lo que si puedo hacer es garantizaros, que el campo ha dado su frutos, los astutos cerdos lo están aprovechando al máximo y el proceso ha dando comienzo.

Hoy  leí esta frase : “hacer lo que te gusta es tener cara de viernes todos los días”. Y a mi perseguir cerdos me hace tener cara de viernes. Sé que él también puso cara de viernes. Jugo muy bien sus cartas.

montanera2016_3

Mientras tanto, aprovechamos la del 13. La montanera del 2013 no se queda atrás! Y esta a nuestro alcance. Te apuntas?

Corre detrás de uno y mírate al espejo, veras tu cara de Viernes.

Chin-Chin!

C.B

Descubriendo la Admiración

Sentados en el sofá, quien lo tenga. Disfrutando de una tarde entre amigos, gozando con el sabor de un buen vino, riendo sin motivo o saboreando las deliciosas lentejas de tu abuela. Mirando como cocina tu madre, viendo triunfar a tus amigos en su vida profesional o fantaseando con un futuro próximo. Descubriendo la Admiración es su estado puro.

 

risa

 

“En Blázquez” nos pasa algo parecido. Ahora que el sol comienza a protagonizar nuestros días,que la primavera forma parte de nuestra historia real, que las calles se llenan y las terrazas y el tinto de verano refrescan nuestra memoria. Ahora que Abril amenaza con volver y marzo ya se va de vuelta. Ahora que me preguntan ¿Por qué Admiración?

 

 

ADMIRACION

 

 

Admirar cada una de las calles de la ciudad donde te criaste.

Admirar las enseñanzas de tus mayores. Cada una de ellas. Interceptar que solo con temple y constancia podrás llegar a ser la mitad de sabio de lo que es tu abuelo. Admirar el café de media tarde con él.

Admirar lo admirado. Maridar tu admiración con el vino que tu padre te enseño a beber y te enseño a entender.

Admirar cada momento de locura.

Admirar a tu equipo de fútbol, a tu cantante , a lo que sientes escuchando esa canción. Admirar el recuerdo de ese rato, de esa película. De esos eternos cinco minutos.

Sentirte admirado.

Admirar los oles que le dedican. Admirar ,sobre todo, los que se merece.

Admirar una charla, una conversación entre amigos, una reunión. Admirar las carcajadas. Admirar reír. Admirar su sonrisa.

Admirar su constancia, su trabajo.

Admirarte a ti mismo, admirar a tus padres,a tus hermanos, a tus amigos. Admirar a tus compañeros, admirar incluso a tus enemigos.

Admirar sentir de verdad, hablar con verdad, llorar de verdad , vivir, vivir de verdad. Vale la pena admirar cada rato, cada rato de verdad.

Déjame que te de un consejo, aunque como dice una persona que yo admiro, “los consejos se dan cuando se piden”. Permitime que irrumpa tu tranquilidad, que me ponga una copa de vino, cortemos un poco de jamón, y nos contagiemos de admiración. Tu me admiras,yo te admiro y él me admira. El consejo, mejor no darlo, no me lo pediste.

Dejemos que ese rato que nos queda por admirar llegue poco a poco. Y sobre todo , no dejes que nunca nada deje de admirarte por primera vez.

 

 

admiracion_2

#MomentoAdmiracion

#MomentoBlazquez

 

Feliz Abril. Feliz semana santa. Y feliz admiración.

C.B

Carta de una española en Canadá

Hacer el mejor jamón fue, es y será nuestra labor. Provocar un placer infinito, nuestra mayor misión. Un deseo, darle a cada uno de nuestros clientes una pieza única. Y crear sentimientos un objetivo con estrategias en marcha.

Hace unos días nos sorprendió la carta de María. Vivió su #Momentoblazquez y nos lo hizo saber con una carta como agradecimiento. Palabras con sentimientos encontrados. Un “echar de menos” tu país y BLÁZQUEZ recorriendo el mundo.

“Querida María,  que tu #Momentoblazquez haya supuesto un cúmulo de sentimientos para ti, es para nosotros lo mas gratificante.
Esos sentimientos de los que hablábamos viajaron miles de km, hasta plantarse en Canadá y gracias al #Regaloblazquez de tus padres conseguiste sentirte como en casa.

Gracias por tus palabras y por tu adorable complicidad.

Hazte el regalo de disfrutar de esos sobres que te quedan, como hiciste. Abre una botella de vino, reúnete con amigos y disfruta del placer infinito que provoca un Blázquez.

Desde Blázquez te deseamos lo mejor en tu aventura Canadiense.”

Desde el mínimo detalle en el campo hasta la venta de los productos , hay un sinfín de sentimientos puestos en cada una de las partes. La pasión ligada a una tradición que año tras año labramos con la mejor de la sonrisas.
Os agradecemos vuestra fidelidad , y os invitamos a compartir vuestros #Momentosblazquez con nosotros.
Os dejamos las bonitas palabras de Maria, que guardamos con Admiración.

“No sé si alguien leerá esto ni si recibís mensajes de consumidores a menudo. Yo desde luego no acostumbro a escribir a las marcas más que para poner alguna que otra reclamación. Pero hoy haré una excepción, porque lo habéis bordado sin ser conscientes y quería hacéroslo saber:

Hace ahora tres años que me mudé a Montreal, Canadá, en vista de las pocas oportunidades laborales que España me brindaba. En todo este tiempo sólo he vuelto a España en una ocasión; es un vuelo caro y no puedo cogerlo todas las veces que me gustaría; por ejemplo en Navidades, o cuando se han casado mis dos mejores amigas, o al nacer nuevos miembros de la familia, o… por mi cumpleaños. Tampoco voy a ponerme dramática, aquí tengo buenos amigos y lo pasamos bastante bien celebrando mis cumples, pero lo cierto es que es inevitable echar a los tuyos especialmente de menos en fechas tan importantes.

El pasado 21 de enero cumplí 28 años y recibí un paquete de mis padres. Eran tres sobres de jamón ibérico de Jamones Blázquez, con una nota que decía: “Te mandamos un sobrecito de jamón por cada año que has estado fuera, para que no se te olvide que no todo es mejor por esos lares. Que lo disfrutes con los canadienses mientras te acuerdas de nosotros”. Por un momento pensé en hacer caso omiso de la nota y pegarme un homenaje yo solita, pero lo bueno, compartido, es dos veces bueno. Así que obedecí por una vez a mis padres e invité a dos amigos a cenar a casa.

El 25 de enero era sábado pero no había un alma en la calle; fuera hacía unos cinco grados bajo cero. A eso de las ocho de la tarde aparecieron Caroline y André con dos botellas de vino tinto bajo el brazo. Yo había preparado una tortillita de patatas (¡menudo derroche de creatividad!) y pan amb tomaquet para el jamón. Cuando lo vieron me preguntaron si era prosciutto. “Prosciutto no. Jamón ibérico de bellota, guapos”. Pero no hizo falta más explicación, porque cuando lo probaron me dijeron que nunca habían comido algo igual. La sorpresa fue que yo tampoco: era la primera vez que probaba Jamones Blázquez y no recuerdo haber tomado nunca un jamón tan exquisito.

Aún me quedan dos sobres que guardo celosamente y que abriré la próxima vez que nazca un primo o se case un amigo. No puedo seguir lamentándome por no estar en España cada vez que quisiera, porque no sé cuántas ocasiones especiales me quedan por vivir a distancia. Pero al menos ya sé cómo asegurarme de sentirme lo más cerca posible de los que más quiero… y ese descubrimiento os lo tenía que agradecer.

Un saludo de una española en Canadá,
María.”

montreal-city

Captura de pantalla 2014-02-05 a la(s) 11.05.12